jueves, 17 de mayo de 2012

Yutyrannus huali


Bueno, hace tiempo ya desde la última entrada de este blog jejeje. Va siendo hora de despertarlo un poco, y qué mejor manera de hacerlo que con este espectacular terópodo descubierto hace poco en la formación Yixian del Cretácico inferior de la provincia de Liaoning en China. 
Se trata de un terópodo estrechamente emparentado con los tiranosáuridos. No solo resulta llamativo por su estrecha relación de parentesco con los famosos carnívoros tardocretácicos, por su mano tridáctila, en lugar de con sólo dos dedos como es característico en los tiranosáuridos, o por su llamativa cresta rugosa a lo largo de la linea media del cráneo, sino más bien por dejar mostrar huellas de plumas o "protoplumas" (más parecidas al plumón de una cría de ave que a una verdadera pluma), lo cual lo convierte en el primer terópodo de gran tamaño (9 metros y unos 1400Kg de peso) en mostrar gran parte de su cuerpo (principalmente cuello, cadera y parte de la cola) cubierto de estas protoplumas.
Podéis encontrar más información en el enlace de la Wikipedia:

Aquí dejo una foto de alta resolución que he encontrado del cráneo del holotipo:



Y aquí una reconstrucción del fósil y un esquema del cráneo del Yutyrannus


Se me viene a la cabeza la antigua discusión sobre la fisiología de los dinosaurios, y en particular, aquella en la que se sostenía que dinosaurios grandes con un metabolismo activo tendrían problemas de temperatura y de enfriamiento de sus cuerpos, por lo que se les suponía un nivel de actividad dependiente de la temperatura ambiental ("sangre fría"). Hasta ahora, las plumas se habían encontrado solamente en animales pequeños (terópodos y también ornitópodos pequeños como el Tianyulong), por lo que era de suponer que los animales pequeños hubiesen desarrollado un metabolismo endotérmico (con una temperatura corporal constante e independiente del ambiente), mientras que los animales grandes podrían aprovecharse de su gran masa corporal para mantener una temperatura corporal constante y un metabolismo activo (homeotermia de masa) o en sulugar, tener directamente un metabolismo de "sangre fría". Este nuevo hallazgo, sin embargo, sugiere directamente que los terópodos grandes también podrían ser endotérmicos y no tener el mencionado problema de sobrecalentamiento.
En fin, un interesante ejemplar que, sin duda, tomará un papel clave en futuras discusiones sobre la fisiología de estos bichejos.

Un saludo.