martes, 17 de febrero de 2009

Nuevo sauropodomorfo basal: Panphagia protos


Enlace a artículo completo aquí.

Se ha descubierto un nuevo dinosaurio de tipo saurisquio que podría ayudar a esclarecer la división que separaron los clados Therópoda y Sauropodomorpha a finales del Triásico, hace unos 225 millones de años (Carniense).
Se trata del ejemplar denominado Panphagia protos, el cual comparte algunos rasgos entre sauropodomorfos basales como Saturnalia tupiniquim y el comúnmente aceptado como terópodo Eoraptor lunensis, y digo supuestamente ya que aún no esta clara la posición filogenética de este último.
Los restos fueron encontrados en pisos carnienses de la formación de Ischigualasto, formación que incluye los famosos fósiles de Herrerasaurus ischigualastensis y Eoraptor.

Sistemática
-Dinosauria Owen, 1842
-Saurischia Seeley, 1887
-Sauropodomorpha Huene, 1932
-Panphagia gen. nov.


Figura1. Mapa geológico del parque Ischigualasto en San Juan (Argentina). La flecha roja indica el lugar del hallazgo del holotipo de Panphagia protos, el cual está localizado cerca de la base del Carniense de la Formación Ischigualasto.

Holotipo
Cráneo parcial incluyendo el hueso nasal y prefrontal de la parte derecha, frontal izquierdo, ambos parietales, ambos quadrates, prootic derecho, supraoccipital, mitad anterior izquierda de la mandíbula inferior y mandíbula inferior derecha carente de parte del hueso dentario; restos axiales incluyendo una vértebra cervical anterior y dos posteriores, cuatro arcos neurales posteriores, un centrum dorsal, primera vértebra sacra, dos vértebras caudales proximales, una proximo-medial y 15 distales; elementos de los miembros incluyendo la escápula izquierda, illium derecho, parte del pubis izquierdo, ischium izquierdo, tibia, astrágalo y metatarso 3 de la parte derecha, mitad proximal de un probable metatarso 4 y cuadro falanges del pie de incierta posición. Los huesos fueron encontrados desarticulados pero en una asociación cerrada en un área de 1 m^2 aprox. El espécimen es un individuo inmaduro con suturas neurocraneales, neurocentrales y del scapurocoracoides abiertas, y de una longitud aproximada del cuerpo de 1,3 m.




Figura 2. Reconstrucción del esqueleto de Panphagia protos. La reconstrucción muestra los huesos preservados en color blanco y en gris aquellos de los que no se tiene noticia. Longitud total aproximada del cuerpo: 1,30m




Figura 3. huesos preservados del cráneo. Nasal en vista lateral (A) y dorsal (B). (C) Preforntal en vista lateral. (D) frontal izquierdo en vista lateral. (E) parietal izquierdo en vista dorsal. (F) quadrate izquierdo en vista posterior. (G) Supraoccipital en vista posterior. (H) prootic derecho en vista lateral.
Barra de la escala 1cm.



Figura 4. Mandíbula inferior derecha. (A) vista lateral, (B) vista medial, (C) fragmento de la mandíbula inferior izquierda, (D) terminación posterior de la mandíbula inferior derecha en vista dorsal. Barra de la escala 1cm.



Figura 5. Diente anterior en vista labial (A) y lingual (B). Barra de escala 1mm.



Figura 6. (A) Vértebra cervical posterior en vista ventral (presumiblemente la C8). (B) Vértebra cervical anterior en vista lateral.(C) Vértebra cervical posterior (presumiblemente C7) con un crecimiento anormal en vista dorsal. (D) Arco neural en vista lateral y (E) en vista posterior. (F y G) Primera vértreba sacra (S1) en vistas lateral y dorsal respectivamente. (H) Vértebra caudal posterior en vista lateral (revertida). Barra de escala 1cm.



Figura 7. Escápula izquierda en vista lateral (A), anterior (B) y medial (C). Barra de escala 2cm



Figura 8. Illium izquierdo en vista lateral (A) , en vista posterior (B) y anterior (C). Pubis izquierdo en vista lateral (D) y anterodorsal (E). Ischium izquierdo en vista lateral (F) y distal (G). Barra de escala 2cm.



Figura 9. Tibia derecha en vistas lateral (A), distal (B) y posterior (C). (D) Astrágalo derecho en vista proximal. Metatarso derecho 3 en vistas anterior (E) y proximal (F). Barra de escala 2cm.


Figura10. Cladograma resultado del análisis de los restos. Situando a Panphagia como un grupo hermano de Sauropodomorpha.

4 comentarios:

El Noasaurus. dijo...

Hola Juanma, muy bonito tu Blog. Es la primera vez que lo visito. Yo tengo un Blog(http://noasaurus.blogspot.com) que tambien toca estos temas. Me gustan las imagenes que tienes de Panphagia, aunque no las he publicado.

Si quieres luego puedes darte una vuelta por mi Blog, y crearé un enlace a tu Blog.

Juanma dijo...

Hola El Noasaurus, encantado de tenerte por aquí. Me he pasado por tu blog y me parece muy interesante, asi que te he agregado a mis enlaces. Te felicito por tu dibujo del Afrovenator, sigue así.

Saludos. cordiales

El Noasaurus. dijo...

Ok, siempre es un placer dejar comentario en cualquier blog de paleontologia me encuentre!

¿El dibujo? Gracias, aunque no soy paleoartista! Jaja!

Por cierto, han descubierto un nuevo estegosáurido en Portugal! Tiene caracteristicas únicas! Si quieres saber algo del "bicho" nuevo, visita mi Blog!

Un cordial saludo!

Roberto Díaz Aros - CEPchile dijo...

El hallazgo de Panphagia protos (Martinez & Alcober 2009), un Sauropodomorpha basal (Prosaurópoda) de Neuquén, Argentina, datado en aprox. 228 ma. (Triásico Superior, Carniano) viene a complementar de manera importante el núcleo evolutivo de base sobre el cual se piensa pudieron haberse diversificado los distintos linajes dentro de Dinosauria (Owen, 1842).

Anteriormente, el hallazgo de Herrerasaurus ischigualastensis (Reig, 1963), cuyos restos permiten ubicarlo como un terópodo basal y que presenta rasgos plesiomórficos de Archosauria (Cope, 1869) como la presencia de sólo dos vértebras en el sacro, y ausencia de fossa brevis (cavidad que aloja al músculo Caudifemoralis brevis, un retractor femoral), en la parte postero-inferior del ilión, sumado al hallazgo de Eoraptor lunensis (Sereno et at., 1993), un saurisquio basal, y Pisanosaurus mertii (Casamiquela, 1967), un ornitisquio basal, permitían tener una visión acotada respecto a la divergencia que se observa entre Saurischia y Ornithischia (Seely, 1888) y una fecha (en millones de años) aproximada de cuándo se produce dicha divergencia, especialmente en lo que dice relación a la morfología de la cadera y que llevó a Seely, a proponer enfáticamente que Dinosauria constituía un linaje de arcosaurios polifilético y que había surgido posiblemente a partir de núcleos evolutivos diferentes.

Si bien la idea de Dinosauria como un grupo polifilético está actualmente desechada, resulta interesante notar que Panphagia, el más antiguo dinosaurio encontrado hasta la fecha, aporta aún más antecedentes sobre la diversificación de los dinosaurios y ahora, interesantemente, sobre la divergencia de saurisquios en Theropoda (Marsh, 1881) y Sauropomodorpha (von Huene, 1932), dos linajes importantes en el estudio de los dinosaurios.

El análisis filogenético de Panphagia indica que corresponde al más antiguo y primitivo Sauropodomopha. El material pertenece a la Formación Ischigualasto, Provincia de San Juan, en el Noroeste de Argentina y pertenece al mismo estrato que Eoraptor, hace aproximadamente 228 millones de años. Su presencia en estos estratos tan antiguos permite concluir que este clado ya se había separado del tronco común de los saurisquios aún más temprano en la historia de los dinosaurios y que la divergencia de Sauropodomorpha, respecto de Theropoda, dentro de Saurischia, debiera haber comenzado unos diez millones de años antes en el Triásico Medio.

Cabe también señalar que, hasta donde indica la evidencia, los dinosaurios más antiguos y mejor documentados son de origen gondwánico, permitiendo presumir que el origen y evolución de estos exitosos arcosaurios debe rastrearse en el hemisferio sur y más específicamente en Sudamérica, ya que los más importantes hallazgos se han realizado en Argentina y Brasil (Staurikosaurus pricei, Colbert 1970).

Si bien existen otros restos de dinosaurios, algunos procedentes de Norteamérica, que se presume podrían ser tan antiguos como los de Argentina y Brasil, lo cierto es que estos materiales están desestimados debido a su mala conservación y dudas respecto a una correcta datación, de manera que no son generalmente referenciados para sustentar estudios sobre la evolución y filogenia de Dinosauria. Hasta aquí, el origen de los dinosaurios sigue señalándose como un evento que se produce en Gondwana (Sudamérica) y probablemente en Argentina.

Roberto Díaz Aros
Centro de Estudios Paleontológicos de Chile
http://www.cepchile-paleontologia.es.tl